viernes, 29 de octubre de 2010

LUNA FUERA DE CURSO


En el universo, todo se mantiene en movimiento continuo. Nada permanece estático; los planetas, sus satélites, las estrellas y todo lo que vibra en él mantiene un ritmo que nunca se detiene. Tanto en Astronomía como en astrología  se utiliza una banda imaginaria que se denomina zodiaco en la cual se traza la trayectoria, velocidad y desplazamiento que tienen El Sol, La Luna y los planetas que conforman nuestro sistema solar.  Mientras que la Astronomía utiliza un sistema heliocéntrico, la astrología considera un sistema geocéntrico tomando a la Tierra como centro alrededor del cual giran y se desplazan los planetas.

Los Caldeos fueron los primeros en dividir esta banda zodiacal en 12 sectores denominados casas o “mansiones del cielo”. El zodiaco mide 360 grados, por lo que, si son 12 casas, una para cada signo, les corresponden 30 grados a cada una de ellas. Esta división del cielo tiene su origen en el movimiento de rotación de la Tierra sobre su eje, lo cual ocurre durante las 24 horas. Por lo tanto, en ese intervalo de tiempo ascienden, culminan y se ponen sucesivamente los 12 signos del zodíaco.


Cada uno de los planetas se mueve a distintas velocidades y la Luna es la que se mueve más rápido que todos ya que recorre su orbita en 27 días y unas horas y tarda dos días y casi doce horas en recorrer un signo del zodiaco (30 grados). Cuando la Luna abandona un signo para ingresar a otro, transcurren algunos minutos o varias horas en una especie de limbo astrológico en donde no está posicionado en ningún signo, y a esto se le denomina dentro de la astrología que luna está “VACIA DE CURSO O FUERA DE CURSO.”

Lo anterior, dentro de la astrología cotidiana, nos proporciona un dato importante, ya que está comprobado que durante ese tiempo, tanto las emociones, los asuntos, y los proyectos, quedan suspendidos, sin guía, sin dirección, sin rumbo y es difícil que culminen, se concreten o lleguen a un fin exitoso. Por esta razón, el conocimiento de los momentos en que la luna se encuentra fuera de curso, se convierte en una herramienta importante en la planeación de nuestras actividades diarias.

LO QUE SUCEDE CON LA LUNA FUERA DE CURSO

Ø      Sensación de pérdida de atención
Ø      Confusión emocional
Ø      Falta de claridad en las ideas
Ø      Hay demoras y contratiempos
Ø      Las decisiones tomadas durante estas horas, no se concretan.
Ø      Las comunicaciones son confusas.
Ø      Hay un incremento en los accidentes automovilísticos

LO QUE NO SE DEBE DE HACER CON LA LUNA FUERA DE CURSO.

Ø      Asistir a una entrevista porque lo más seguro es que al final no se concrete nada.
Ø      Tomar decisiones importantes
Ø      No hacer declaraciones
Ø      No firmar documentos importantes
Ø      No iniciar nuevos proyectos
Ø      No hacer compromisos
Ø      No hacer rituales de magia

¿QUÉ SE RECOMIENDA?

Ø      Son buenos momentos para sacar adelante el trabajo rutinario.
Ø      Descansar
Ø      Hacer ejercicio
Ø      Actividades recreativas
Ø      Meditación

EN EL CASO DE QUE SEA IMPOSIBLE APLAZAR UNA DECISIÓN O INICIAR ALGUN PROYECTO DURANTE LAS HORAS EN QUE LA LUNA ESTA FUERA DE CURSO, SE SUGIERE ESTAR MUY ATENTOS A LOS PEQUEÑOS DETALLES, ACTUAR CON PRECAUCIÒN Y CAUTELA QUE DE COSTUMBRE Y ESTAR PREPARADO PARA CUALQUIER EVENTUALIDAD.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada